Ecologistas en Acción de Aragón
 Inicio  Participa  El Tenderete   Agenda FAQ ¿Quienes somos?   SINDICACION DE CONTENIDOS: LAS NOTICIAS DE ECOLOGISTAS EN ACCION EN TU WEB
Andalucía
Aragón
Asturias
Canarias
Cantabria
Castilla y León
Castilla-La Mancha
Catalunya
Comunidad de Madrid
Euskal Herria
Extremadura
La Rioja
Melilla
Navarra
País Valencià
Región Murciana
Indice de artículos
Publicidad
Suscripción
Agenda
Campañas
Ciberacciones
Enlaces
Galerías
Otros idiomas
Premios Atila
Recursos gráficos




>> ENVIAR MENSAJE

 Ecologista, la revista de Ecologistas en Accion
 

Las escrituras del Ebro

Aragón 17 de abril

El río Ebro consintió, hace unos miles de años, dejarnos en usufructo su llanura aluvial para el cultivo y la obtención de alimentos. Así que de vez en cuando, el río baja con sus escrituras debajo del brazo para recordarnos cuales son sus feudos y que dicha llanura, donde están las mejores tierras, fue generada por inundaciones del pasado que depositaron sus fértiles limos.

Inundaciones que siguen añadiendo nutrientes, recargan del acuífero aluvial, aumentan la biodiversidad y aportan sedimentos al delta. Sin embargo, se habla estos días de hacer más presas, más motas de contención y de dragar el río.

Somos el país con mayor número de grandes presas por habitante del mundo, y sin embargo los daños causados por inundaciones son cada vez mayores. Tanto los embalses como las motas generan una falsa sensación de seguridad que favorece la invasión de la llanura de inundación con urbanizaciones y empresas, provocando a la postre mayores pérdidas económicas y humanas cuando se rompen las motas, que por cierto, no son compatibles con la legislación ambiental vigente. Y por último, el dragado sistemático de largos tramos del cauce fluvial, favorece una mayor energía y velocidad de las aguas de avenida, aumentando su poder erosivo y por tanto su capacidad de destrucción.

Según los científicos, no se debería construir en la llanura aluvial en al menos 900 metros a ambos lados del río, para permitir que ejerza sin peligro su función de laminación de avenidas. Y los dragados y las motas de contención sólo deberían ser aplicados en tramos muy cortos del cauce donde la protección de las poblaciones así lo aconseje (puentes de luz insuficiente o tramos urbanos donde no se haya dejado suficiente anchura al río), tras el pertinente estudio de las posibles consecuencias aguas arriba y aguas abajo del tramo a intervenir, que las tienen y a veces muy graves.

En países a la vanguardia del conocimiento hidrológico como Estados Unidos (Río Mississippi-Missouri) y Alemania (Río Rhin) se han aplicado estas medidas con éxito.

Victor Frago. Ingeniero y miembro de Ecologistas en Acción



Visitas: 381         ¿Compartir?:   delicious  digg  fresqui  meneame technorati  yahoo

Ecologistas en Acción de Aragón   Enviar mensaje
C/ Cantín y Gamboa 26 50002 Zaragoza Tel./Fax: 976398457